No está en #ModoPapa

Compostar para disminuir el problema de residuos en Lima, Perú

Traducción del artículo "Composting Can Fit Into Lima’s Trash Fix " de NextCity.org, escrito por Roxanne Scott

Publicado: 2017-12-29

Los casi nueve millones de residentes de Lima, la capital peruana, producen alrededor de 8 000 toneladas de basura al día (US tons), gran parte de la cual termina en las calles y en los rellenos sanitarios cerca a los barrios más pobres de la ciudad. 

Con la rápida urbanización en el mundo, las grandes metrópolis están obligadas a buscar maneras creativas de tratar la basura que generamos y disminuir su impacto, sobre todo, en la salud de las poblaciones marginalizadas. El año pasado, Lima se hizo famosa por proveer a gallinazos con sistemas GPS para localizar acumulaciones de basura en vías públicas. Hoy, el emprendedor Raúl Valenzuela promueve una solución más humana: el compostaje.

“Si la próxima generación ve el compostaje como sacar la basura a la calle, estaremos bien” dice Valenzuela, de 30 años, co-fundador de Lima Compost. Esta micro empresa vende composteras de arcilla y también genera ingreso con un servicio de recojo a domicilio. A su vez hacen talleres comunitarios donde difunden el mensaje de reutilizar los residuos orgánicos –que ascienden al 50% de las 8 000 toneladas diarias que se generan en Lima–. La empresa ha trabajado con 1 000 familias hasta la fecha, nos cuenta Valenzuela.

“Si la próxima generación ve el compostaje como sacar la basura a la calle, estaremos bien”   

Lucía Chuquillanqui, de 26 años, composta desde mayo. En un viaje a Amherst, Massachussetts, vio que familias con grandes espacios compostaban, y quiso hacerlo ella también. Se topó con Lima Compost en la web y por 170 soles (unos 50 dólares) compró una maceta-compostera de arcilla.

Ella tenía sus dudas ya que vive en un departamento muy chico; estaba preocupada por cómo reaccionaría su gato y la posibilidad de que vinieran muchos insectos a visitar su compostera. “Pero es muy fácil de hacer”, cuenta.

Evita las hormigas en su departamento moviendo el compost cada tres o cinco días. Dice que el esfuerzo lo vale. “Mi casa está más limpia y no tengo basura apestosa”, dice. Ahora reflexiona más sobre la manera como sus hábitos alimenticios contribuyen a la generación de basura. Antes de compostar, Chuquillanqui debía sacar la basura a diario. Ahora lo hace una vez a la semana.

“Mi casa está más limpia y no tengo basura apestosa”

Chuquillanqui también recicla, es de clase socioeconómica media y trabaja para WWF –una clienta ideal para Lima Compost–. Otras personas, o empresas, pueden tener más recelo en sumarse.

Compostar es una responsabilidad, como cuidar de una mascota, y además muchas personas no conocen los beneficios ambientales que conlleva. “Para ellos, los restos orgánicos son solo basura”, cuenta Valenzuela. “Y como son basura, son malos”. Y esto significa que muchas personas no quieren complicarse con ellos, mucho menos estar separándolos del resto de basura, cuenta Valenzuela. Con la finalidad de abordar este “factor de asco”, en el 2015, una ex diseñadora de periódicos propuso un sistema público en Nueva York, donde cajas antiguas de distribución de periódicos se convirtieron en recolectores de restos orgánicos.

Una maceta compostadora de lima compost.

Valenzuela considera que el mal manejo municipal y a la corrupción influyen en la abundancia de basura en la ciudad. La burocracia tampoco facilita que empresas como la suya operen a mayor escala, comenta. Sin embargo, las pilas de basura salen caro. El Banco Mundial estima que el gasto mundial en manejo de residuos sólidos ascenderá a 375 billones de dólares para el 2025. Hay que tener en cuenta además el perjuicio en la salud de las y los pobladoras/es, provocado por la contaminación de aire y agua que generan los residuos en Lima. Siendo la basura una tarea de los gobiernos locales, son estos los que deben crear sistemas innovadores para tratar el problema del incremento de basura. Sin embargo, solo unas cuantas ciudades en las zonas económicamente mejor situadas de los Estados Unidos han incluido propuestas de compostaje en sus planes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Lima Compost está difundiendo conciencia en la población, lo cual es muy importante, pero obviamente se necesita que las municipalidades y el Ministerio de Ambiente implementen plantas de compostaje”, dice Albina Ruiz Ríos, activista ambiental. Ella fundó Ciudad Saludable, una ONG limeña que se enfoca en ambiente, salud y sanidad.

“Lima Compost está difundiendo conciencia en la población, lo cual es muy importante, pero obviamente se necesita que las municipalidades y el Ministerio de Ambiente implementen plantas de compostaje”

Incluso si una empresa como Lima Compost logra incrementar la cantidad de familias que compostan, el gobierno debe ponerse más estricto respecto a los residuos que generan grandes productores como mercados, restaurantes u otros establecimientos.

Hay, sin duda, otros temas de urgencia a tratar en Perú, desde el acoso y la violencia hacia las mujeres, hasta inundaciones a consecuencia del cambio climático. Sin embargo, Lima Compost y defensoras del ambiente como Lucía Chuquillanqui instan a familia y amigas/os a pensar en el compostaje. “Tenemos un montón de cosas en las cuales trabajar”, dice Chuquillanqui, “¿pero qué país no las tiene?”. 

- - -

Traducción del artículo "Composting Can Fit Into Lima’s Trash Fix " de NextCity.org, escrito por Roxanne Scott. Encuentra el artículo original en https://nextcity.org/daily/entry/composting-lima-trash-fix.

¿Dudas o comentarios? Escribe a hola@limacompost.pe, llama o WhatsAppea al 995 456 648 o síguenos en www.facebook.com/limacompost.


Escrito por

Lima Compost

Recicla tus restos de frutas y verduras, genera tu propio abono orgánico y devuélvele vida a la tierra.


Publicado en

Lima Compost

Compostaje urbano en Lima y todo el Perú